jueves, 17 de noviembre de 2011

¿COMO APRENDER A ORAR?

¿Has pensado cómo orar a Dios? En la Biblia Jesús nos ayuda a aprender. Vamos a mirar algunos versículos y ver lo que él dice.
A Jesús le encantaba hablar con la gente de Dios. Él quería que la gente entendiera lecciones importantes. Un día, Jesús ayudó a la gente a aprender cómo orar a Dios. Jesús ayudó a sus amigos a aprender que debían tener una actitud correcta cuando oraran.
Jesús explicó que había dos maneras diferentes de orar: una manera correcta y una manera incorrecta. Jesús les dijo a sus amigos que la manera incorrecta era pararse de modo que la gente pudiera verle. Esa persona realmente no está orando a Dios. Están intentando llamar la atención y ser notados por otros. Jesús no estaba diciendo que el pararse para orar era incorrecto. Él decía que si una persona que ora demuestra llamar la atención delante de otras, eso es incorrecto.
Jesús compartió que la manera correcta de orar es con un corazón que quiere hablar con Dios. Una persona debe orar reservado sin atraer la atención a sí mismo. Jesús también les dijo a sus amigos que otra cosa incorrecta a hacer, es orar, intentando impresionar a la gente con nuestras palabras (sigue orando y orando; hablando con palabras grandes). En vez, Jesús les dijo que debemos ser honestos y hablar de nuestro corazón. Jesús explicó que Dios quiere oírnos y él sabe nuestras necesidades incluso antes de que le digamos. Él quiere hablar con nosotros y ayudarnos con nuestros problemas y necesidades.
¿Cuál es la manera correcta y la manera incorrecta de orar? Jesús realmente quiere que nuestra actitud sea correcta. No debemos ser orgullosos y pensar que somos mejores que otros.
Debemos ser humildes y venir a Dios con un corazón listo para oír de él y hacer cosas de su agrado. ¡También debemos recordar que Dios es Dios y que nosotros no somos! Es importante
decir a Dios nuestros errores y pedirle que él nos ayude a ser personas limpias y puras.
¿Cómo oramos? Hablamos con Dios como si habláramos el uno al otro. Dios nos oye Y él sabe si tenemos las actitudes correctas. No tenemos que orar una cierta oración a Dios. Dios sabe nuestro corazón y nuestra actitud verdadera. A veces tenemos oraciones pequeñas que nos gusta orar en la cena etc. Es ACEPTABLE orar estas oraciones si en verdad quieres decirlas. A veces decimos las palabras pero realmente no oramos con nuestro corazón. O decimos la oración tan rápido que realmente no escuchamos el significado. Eso sería como el farfullar que Jesús mencionó.
Cuando oramos, podemos orar con voz alta y silenciosamente. El orar en alta voz no debe ser algo de miedo. Debemos recordar que estamos orando a Dios y que debemos tener la actitud que Jesús mencionó. Cuando oramos silenciosamente, Dios nos oye y escucha nuestras necesidades.


¿Cómo oramos? Recuerde que la actitud correcta es importante. Cuando oramos, debemos decir a Dios nuestros errores y pedirle perdón. Después podemos agradecer a Dios por todas las cosas que él nos ha. Luego, compartas las necesidades que tienes con otros y ti mismo.

Esta clase de oración es lo que Dios ama. A Él le gusta hablar con nosotros y pasar tiempo con nosotros. La mejor oración que puedes rogar es pedir que Jesús venga a su corazón. Si no has hecho

esto, hable con cualquier profesor. Cuando pides que Jesús venga a su corazón, él limpia todo lo malo y le hace una nueva persona. ¡En vez de hacer cosas malas, quieres hacer las cosas que Jesús haría!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada